Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013
AFFAIRE . Microcuento, Joaquín Fabrellas.

Ya ves, le sobrábamos a esta historia de amor, o era yo, o eras tú, tan irremediablemente tú; a veces las personas se solapaban, coincidían, entraban y salían de esta historia, o era el día poco propicio, o la noche, esa noche absurda en que esta historia de amor nos abandonó, nos sacó de su discurso y fuimos nuevamente lo que empezamos siendo antes: dos desconocidos. Si tú no fueses tú, y yo, tan inevitablemente yo, esta noche hubiese sido idónea para un comienzo improbable.
AEROPUERTOS, microcuento de Joaquín Fabrellas.

Llevo algún tiempo retenido en este aeropuerto; algo me dijeron de un desconocido con el que compartía nombre, pero no espacio. A veces pienso que ese anónimo habita en mi cuerpo, yo aguardo a que llegue, o a que me dejen salir de aquí. Ya no reconozco si es de día o de noche. Para mi tranquilidad, me dijeron, era blanco.

Ofelia, de John Everett Millais

Ofelia. Joaquín Fabrellas. Microcuento.

No lo creerás Laertes, pero cuando la vi, tu hermana estaba mucho más hermosa bajo el agua que en la sucia superficie que le rodeaba y manchaba su belleza. Por eso no intenté sacarla de aquel arroyuelo.
Señales. Microcuento. Joaquín Fabrellas

Ella era la mujer más hermosa: sus labios profundamente rojos, piel blanquísima; él, por fin decidido, iba besarla en ese mínimo espacio de un ficticio ballet de pesos y contrapesos, frente a frente. Cuando los labios se acercaron a su cara, la voz etérea y metálica avisaba del cambio inminente de estación.
Microcuento. Joaquín Fabrellas

No podía evitar acercarse a ella, a su luz, a su fría apariencia de milagro frío, a su música algo atroz y decadente, a esa belleza sin rostro que emana de su pureza: a esa melodía impura que hizo la mosca al chocar con su muerte eléctrica.
KRIMINALROMAN, de Justo Navarro, en Mi vida social. Ed. Pre-Textos.

Era la juventud un estado moral: veíamos
la muerte desde lejos, de broma, como en esas
películas que juegan con el asesinato
y la mutilación y los efectos
especiales, auque recuerdo que ya entonces mi madre
se había ahogado en la piscina. No
la vi. Vi a mi padre, vestido, salir del agua,
y lo veo de vez en cuando todavía.
Sé que murió también, pero lo olvida
alguna tarde, y viene. Se me acerca,
pregunta por su nombre.
Nuevo poema Edmun Gun Blair, poeta colombiano, Antioquia, 1975. Licenciado en Matemática Pura y Filosofía. Doctorado en la obra de Ludwig Wittgenstein. Da clases  de Lógica en la Universidad de Bogotá. Es un autor muy desconocido en España; continúa inédito; la obra que estoy presentando aquí conforma el último trabajo Poemas para un libro inescrito, que será publicado por la joven editorial turolense Maldoror Productions el próximo año.
Está trabajando actualmente en la obra poética de Joaquín Fabrellas, poeta al que se siente muy unido formal y temáticamente.

NARCISO

Les odio por lo que son,
por su forma de moverse, por cómo hablan,
por todo aquello que piensan y defienden sin temor.

Detesto su forma de pensar,
sus palabras hirientes,
el olor que desprenden es injusto,
odio la gesticulación cobarde del comienzo,
sus palabras sucias y sin Historia,
procedentes de algún idioma animal.

La vida suya sin argumento,
destesto su insignificancia,
su mediocridad manifiesta.

Añoren la soleda…
JUSTO NAVARRO, GRANADA, 1953.

F, de Justo Navarro

F. ; Justo Navarro. Anagrama, 2003.
Joaquín Fabrellas

Una vez acabado la lectura de este texto, ¿cómo llamarlo? No es una novela, ni una biografía, ni la mezcla de ambos géneros, ni un ensayo. Cada vez es más difícil ponerle nombre a las obras de Justo Navarro y ese desafío me interesa cada vez más. De eso trata la buena literatura: trata de encontrar nuevos caminos, nuevos nichos lo llaman en Márketing para principiantes, pero la lectura de Justo Navarro no es para principiantes, ni para un gran público, para lectores avezados sí.

Se establece también una critica al negocio editorial, el negocio editorial es tratado como lo que es: un gran negocio que tiene que ver con el diseño, con el poder, con la manipulación del discurso. Un discurso que sirvió para oponerse a la dictadura de Franco: en el libro se suceden diversas reuniones en diferentes lugares  donde se deciden, las editoriales deciden, el mismo Ferrater decide desde su verborrea y su figura escondida tras las eternas gafas …
Vladimir Nabokov


Literatura rebelde. Rebelde literatura. Joaquín Fabrellas.



Me gustan los híbridos. O como diría Debicki, las zonas de indeterminación. En definitiva, es una forma de nombrar lo inclasificable . Siempre me ha atraído lo difícil en la literatura y he detestado todo aquello que sonase a fácil, a predecible, a best seller, a pesar de que algunos puedan destacar por haber alcanzado cierta entidad literaria parecida a la calidad, pero ese no es el motivo de este artículo, sino otro diferente: lo raro, lo inclasificado, para lo cual bucearé algo en la historia de la literatura española.

Un ejemplo de literatura rara sería El libro de Buen Amor, una mezcla de cantos, poemas, cuentos con intención moralizadora pero enunciado desde el otro lado, es decir, desde el conocimiento del pecado, literatura más goliardesca que pía, escrita por un clérigo del cual poco se puede decir, y del que yo dudo que existiese, este libro es una especie de cajón desastre que se inventaron algunos críticos tras jun…

Monólogo del demente, Joaquín Fabrellas.

MONÓLOGO DEL DEMENTE Cuaderno de pensamiento 2013

Joaquín Fabrellas Jiménez














































I

Mira cómo tiembla la palabra al borde de la nada.

La niebla es un paisaje.


El hombre no sabe nada.

El animal es sabio: el hombre creó la violencia.


La música nació para organizar el vacío del hombre.

La poesía es el primer idioma.






























II

Sostén la rama en el vacío.


La flor del almendro es el destino del hombre.


Mira cómo bailan los pies del ahorcado.


La casa encalada en el borde del camino del desierto. El ágave, la pita, el azul. Todo como en un falso decorado.