Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013
Rinconete y Cortadillo. Una lectura crítica. II
Joaquín Fabrellas

La crítica del libro se establece ya desde la elección del lenguaje, por la utilización de ese lenguaje tan popular,( Cervantes había publicado La Galatea, obra de lenguaje engorroso y artificial como corresponde a una novela de género pastoril en el año 1585); de modo que tenemos a un escritor que se mueve a la perfección entre los diferentes estilos narrativos para conseguir su finalidad, y eso es genialidad. Hoy día los escritores son más uniformes y perseveran durante gran parte de su vida para conseguir un estilo único, consiguiéndolo o no. Cervantes veía más adecuado cambiar de estilo y no preocuparse sino por escribir bien. Pero los actuales son parámetros mucho mas económicos que de calidad literaria.
En este caso utiliza un cierto tono picaresco, ya que la novela en sí misma no se puede considerar como picaresca, toda vez que no está escrita "por los pulgares", es decir por el propio personaje de su p…
Rinconete y Cortadillo. Una lectura crítica. I
Joaquín Fabrellas

Siendo el primero en escribir novella italiana, es decir, novela corta, o de entretenimietno, como él mismo afirmara en su prólogo, se propuso Cervantes mostrarnos todo un amplio fresco de tipos y situaciones que hacen de su lectura una agradable compañía para estos días difíciles. Las novelas de María de Zayas vendrían más tarde, en 1637, y demostrarían así la vigencia del modelo cervantino. La novela corta es un modelo narrativo que deviene en el cuento corto actual, que se transformó en artículos de costumbres con Larra de forma magistral y se encuentran a medio camino, con el paso del tiempo entre el ensayo, el entretenimiento y el tratamiento de la actualidad.
Sin duda, La gitanilla, El licenciado Vidriera, El coloquio de los perros,y esta que nos ocupa, Rinconete y Cortadillo, son las más destacadas por su natural vigencia y actualidad. El coloquio de los perros es una muestra adelantada a su tiempo de excelente li…
"La Superficie", un relato de Joaquín Fabrellas

Habían venido la prima Marta, el primo Juan y el vecino con gafas del que siempre nos reíamos, no porque tuviese gafas, sino porque nunca se daba cuenta de las cosas a tiempo; es decir, cuando le gritábamos que había que correr, él se quedaba ahí parado, como esperando a que llegase la respuesta al cerebro con lo que tenía que hacer, casi feliz de llevar gafas y de no quitárselas nunca, incluso cuando se ponía los jerseys, así tenía las gafas, casi siempre rotas y sucias, llenas de parches en los cristales, quizá esa era la razón por la que no podía reaccionar como nosotros.

Desde luego la más rápida de nosotros era la prima Marta, de la que todos estábamos un poco enamorados, todos la seguíamos sin dudar, seguíamos su pelo rubio, corriendo siempre tras ella cuando llegaba el camión de los helados, deseosos de acabarlo, cuando podíamos comprarlo, p…