Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Alejo Carpentier y la influencia clásica en América Latina. Joaquín Fabrellas

Introducción: la influencia clásica en América Latina.
Más tarde o más temprano, todos los países latinoamericanos pasaron por la necesidad de autoafirmación, toda vez que se habían roto los lazos con la metrópoli. La necesidad de definirse como nación, intentando crear nuevos vínculos nacionales; ya no solo políticamente, sino también intelectualmente. En el momento de desligarse de la nación imperialista, España en este caso, todo lo que procediese de allí sería rechazado; era el momento de encontrar nuevas raíces, nuevas conexiones que explicasen las nuevas naciones latinoamericanas. Desde antiguo hubo una relación de admiración a lo clásico en América Latina como iremos viendo a continuación. Esta influencia se puede ver según dice Octavio Paz: “tan pronto como el español pisa tierras americanas, trasplanta la poesía y el arte del Renacimiento. Ellos constituyen nuestra más antigua y legítima tradición”. Pero no se trata tan solo de una admiración hacia lo clásico vía Renacimiento, s…

Juan Manuel Molina Damiani. Tierra de paso.

Juan Manuel Molina Damiani. Tierra de paso. 2011. Diputación Provincial de Jaén.
Después de Salvoconducto(1984-2002), que aparece en 2003, Tierra de paso es la segunda apuesta poética del crítico y poeta jiennense Juan Manuel Molina Damiani. (Jaén, 1958). La poesía es una actividad meticulosa para Molina Damiani. Si su primer poemario tardó en gestarse casi 20 años, este poemario ha sido igualmente lento en su gestación. La poesía es revelación, para Damiani es también rebelión. Este poemario habla de ello. La rebelión cotidiana, casi inmóvil, de ser un ciudadano más: el poeta, que desde su perspectiva, habla de la ciudad que habita y le habita, que le ha creado y le ha desvelado tanto. Poesía y ciudad andan juntas en este poemario. La ciudad como sitio real que habita los límites de lo irreal, de lo inventado: el poema. De ahí la poesía revelada, rebelde. La palabra exacta que acompaña una dicción meditada, seleccionada, que juega a ser muy formal, pero que se permite giros, palabras…

El silencio, al anochecer. Manuel Vázquez Montalbán.

Tal vez admitas que te ponen triste
cerrojos y ordenanzas, las dianas
de mañana
levántate
y el toque
leve del silencio al anochecer
dormid, ningún lugar espera, dormid
bajo la losa del recuerdo y del olvido

tal vez

se llame construir futuro al riesgo
de no tenerlo, igual que un compañero
de otras horas cuando menos distintas,

más que hacerlas, la Historia enorme nos envuelve,
empequeñece las imágenes
que realmente nos pertenecen: la estampida
de los coches, nos buscaban los faros
encendidos y los ojos apagados
del verdugo.

Manuel Vázque Montalbán

Escritor fundamental en la literatura española. Famoso por sus novelas, por Pepe Carvallo, el detective amante de la cocina y de los bajos fondos. Todavía no puedo olvidar la figura de Poncela interpretando a ese detective hispano, impasible y muy efectivo.
Pero comenzó, quizá como comienzan los grandes escritores, en esa parte minúscula y laboriosa: la poesía. La poesía tiene poco que ver con lo literario, es un oficio, ¿oficio?, sí, oficio en el sentido medieval del término, labor íntima a la que le sobran palabras y adornos. Me parece que la poesía incluye a la novela en cuanto a la enunciación de la realidad, no así la novela, que tiene que ver más con el éxito y la fama. La poesía permanece en lo interno, o como le gustaba decir a Valente, en el centro.
Vázquez Montalbán es un poeta desconocido para el gran público. Como todos los grandes poetas. Fue consagrado, si esa es una palabra acertada, por la antología de José María Castellet, la de los novísimos. Formaba parte de los &qu…